Metro Madrid y el Consorcio de transportes llamados a los juzgados

La Asociación de Comerciantes del Metro de Madrid solicitó el pasado 15 de noviembre, ante el juzgado de primera instancia, la comparecencia en acto de conciliación del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid y de la empresa de Metro.

El fin de este requerimiento es forzar el dialogo para buscar una solución a la grave situación que ambas entidades han generado a los comerciantes con su reiterado incumplimiento del convenio marco.

Mediante dicho convenio se pretendía regular con reubicaciones la situación de los comercios mientras se realizaban obras de acondicionamiento en los locales. La realidad, tres años después, es que en algunos casos ni siquiera se han licitado las obras por las que se forzó al cierre a la casi la totalidad de los negocios que funcionaban en las instalaciones del transporte público, quedando el plan de reubicaciones en suspenso.

Esta situación de incertidumbre ha provocado el cierre definitivo de más 50 negocios desde la firma del convenio, destruyendo centenares de puestos de trabajo. Algunos de estos negocios se acogieron, acuciados por lo insostenible de la situación, a indemnizaciones que no estaban contempladas en el convenio. Estas indemnizaciones, como ha denunciado la Asociación de Comerciantes, resultaban insuficientes y suponían un gasto de dinero público contrario al fin al que deberían servir: generar riqueza, empleo y fomentar la economía local.

Es por ello que la Asociación de Comerciantes rechaza las indemnizaciones ofrecidad y reclama la reubicación de los negocios cerrados en los espacios comerciales disponibles en la red de transportes.

Francisco Ferrera, portavoz y presidente de la Asociación Red Autónomos, ha declarado “no tener muchas esperanzas en que se pueda llegar a un acuerdo, pues hace un par de días (por el pasado 27 de noviembre) Metro de Madrid ha declarado su no avenencia en otro acto de conciliación celebrado con uno de los comercios adheridos a la Asociación”.

El acto, al que se refiere F. Ferrera, es el de un local comercial situado en la estación de Herrera Oria, que permanece cerrado desde 2016 y con el que Metro ha incumplido reiteradamente la obligación de reubicarlo en un local vacío en Plaza de Castilla, a pesar de estar aprobados la reubicación y el proyecto de las obras.

El acto de conciliación con la Asociación de Comerciantes está previsto para los próximos meses, aunque desde este colectivo no se descarta tener que ir a juicio para que el ente público y el consorcio de transportes se vean, de una vez por todas, obligados a cumplir los acuerdos firmados.